Facial

La mirada y la sonrisa forman un conjunto que es nuestra carta de presentación ante el resto del mundo. Por eso existen tantos tratamientos destinados específicamente a su cuidado y rejuvenecimiento. En ocasiones, cuando los cosméticos ya no son suficiente, debemos ponernos en manos de cirujanos  profesionales que nos ayudarán y aconsejarán de la mejor manera de solucionar nuestros problemas.

lifting (estiramiento) (rejuvenecimiento): Frente o cejas, cara y cuello

Con el paso de los años y por efecto de la gravedad, la piel de la cara pierde consistencia y elasticidad: se adelgaza, aparecen las arrugas, se vuelve flácida y se descuelga. Este proceso afecta progresivamente a las cejas, mejillas y finalmente al cuello.

El lifting es la técnica quirúrgica por excelencia del rejuvenecimiento facial; el estiramiento de la piel devuelve a la cara y al cuello la firmeza y juventud perdidas. Las incisiones se ocultan en zonas poco visibles, tapadas por el pelo. Se puede eliminar el exceso de grasa del cuello y fortalecer su musculatura para devolverle su aspecto juvenil. El resultado depende del tipo de piel, del contorno óseo que sirve como soporte y de aspectos genéticos y de hábitos cotidianos del paciente. Todos estos factores deben tenerse en cuenta a la hora de plantearse este tratamiento.

Esta cirugía suele combinarse con otras técnicas como el lipofilling o la blefaroplastia.

Párpados

Los ojos son nuestra carta de presentación: el elemento más importante en la estética facial. La blefaroplastia o cirugía de los párpados elimina la piel y la grasa sobrante de los párpados. Se puede realizar con anestesia local o general.

Unas gafas de sol son suficientes para proteger los ojos durante los primeros días. El retorno a la vida normal se realiza entre los 7 y 10 días.

Nariz

La nariz tiene un papel fundamental en la estética facial: cualquier defecto de tamaño o forma puede convertirse en un complejo importante. Además del problema estético siempre hay que considerar el aspecto funcional de la mala ventilación secundaria a la desviación del tabique o el crecimiento de los cornetes.

La rinoplastia o cirugía de la nariz mejora tanto su forma y como su funcionalidad. Tiene múltiples posibilidades: aumentar o disminuir el dorso, estrechar los orificios nasales, afinar la punta e incluso remodelar totalmente la nariz. El objetivo es conseguir la proporción adecuada a la fisonomía facial del paciente.
La cirugía se realiza cuando el crecimiento ha finalizado, generalmente a partir de los 16 años en mujeres y 18 en varones.

Orejas

La otoplastia es la cirugía correctora de las orejas aladas o en soplillo. Generalmente está indicada en los niños cuando llegan a la edad escolar para evitar las burlas de sus compañeros. Se realiza con anestesia local. La recuperación es muy rápida y los resultados permanentes.

¿TIENES ALGUNA DUDA O PREGUNTA?, TE PODEMOS AYUDAR.