Pecho

Muchas y variadas son las causas que llevan a una mujer a operarse los pechos: la principal es querer sentirse bien consigo misma. Estar segura y feliz de la imagen que transmite.

Podemos ofrecerte un servicio para cada necesidad:
Aumento de senos La falta de desarrollo de la mama o su pérdida de volumen después del embarazo se pueden solucionar. Conseguir el volumen de pecho deseado no es complicado con los implantes mamarios. Las prótesis pueden colocarse por distintas técnicas e incisiones. En cualquier caso se procura que las cicatrices sean mínimas y poco visibles. Es fundamental recordar que las prótesis no impiden la lactancia, no se pierde la sensibilidad del pezón y no se asocian a cáncer de mama. También puede hacerse la mamoplastia de aumento con la grasa de la propia paciente.
Reducción de senos La mamoplastia de reducción o reducción mamaria es la cirugía destinada a reducir el tamaño de los senos. Además de reducir el volumen de las mamas también se corrige su asimetría y la forma de las areolas. Las cicatrices son mínimas: alrededor de la areola y vertical hasta el surco submamario. La recuperación no es dolorosa y en una o dos semanas la paciente ha vuelto a su vida normal.
Elevación de senos La mastopexia es la cirugía de la elevación de los senos caídos. Las areolas se elevan a su posición natural y el resto de la mama se remodela para que el pecho recupere su forma y turgencia. Las cicatrices son mínimas y la paciente vuelve a su vida normal en una o dos semanas.
Reconstrucción mamaria Los senos son muy importantes en la imagen femenina. Es muy importante devolver a la mujer la confianza después de la mastectomía por cáncer por eso la cirugía plástica ha desarrollado múltiples técnicas para reconstruir el seno: expansores, prótesis, colgajos musculares y colgajos de piel y grasa. Cada paciente debe ser estudiada para aplicar la técnica más apropiada a su caso para obtener el mejor resultado.

Aunque todavía es común a pie de calle los miedos al dolor y al post-operatorio, con las técnicas y materiales actuales estos están minimizados o son prácticamente nulos, en unos días la paciente puede volver a su trabajo y vida diaria sin inconvenientes. Y muy satisfecha por los resultados. Pero no podemos  olvidarnos que la mamoplastia o aumento de pecho, se trata de una operación quirúrgica y por ello debemos ponernos en manos de cirujanos expertos en la materia.

SECPRE: Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética

AECEP: Asociación Española Cirugía Estética y Plástica

Desde la primera consulta te queremos asesorar de todo el proceso y que te sientas arropada en todo momento: nuestro mayor éxito es tu sonrisa.
No tenemos una única solución para todas las pacientes, dependiendo de cada caso y necesidad se deben aplicar técnicas diferentes:
implantes de silicona o de suero salino, redondos o anatómicos, lisos o rugosos, encima o debajo del músculo, a través de la areola, del surco submamario o de la axila…

  • Implantes redondos o implantes anatómicos
  • Implantes lisos o implantes rugosos
  • Implantes bajo el músculo o implantes encima del músculo
  • Incisión mamaria, incisión areolar o incisión axilar

Es bueno que tengamos una idea básica del tipo de pecho que deseas conseguir, tanto en volumen como en forma; en ocasiones basta con una imagen para poder explicar nuestro objetivo y dejarse asesorar por el profesional.
Para que no sientas ningún tipo de molestia durante la intervención se realiza siempre con anestesia general en un hospital de reconocido prestigio, con instalaciones de última generación.
El propio cirujano Javier Mestre realiza el seguimiento pormenorizado del post-operatorio y las siguientes visitas para que en todo momento te sientas acompañada y guiada (a)en una perfecta recuperaciónacompañada y guiada a una perfecta recuperación.

¿TIENES ALGUNA DUDA O PREGUNTA?, TE PODEMOS AYUDAR.